viernes, 26 de noviembre de 2010

TARTA INVERTIDA DE PIÑA

Hoy es día de publicación de receta dulce en el cículo whole kitchen. Ahí va mi propuesta.  He aprovechado una receta que se hacía en mi casa y que yo nunca había preparado.  Es una tarta invertida de piña, pero no sé si se le llama también "Semifredo".



INGREDIENTES:

- 1 bote de piña natural
- 100 gr. azúcar glass
- 500 gr. nata para montar
- 2 hojas de gelatina
-  12 bizcochos de soletilla / o plancha de bizcocho
-  Fresones para decorar

PREPARACIÓN:

Los bizcochos de soletillas (en Cataluña les llamamos melindros) ya los tenía hechos y por eso los utilicé, pero queda mejor si se hace una planza de bizcocho (como la del brazo de gitano).  Os pongo a continuación la receta para hacer los melindros:

  -  Ingredientes: 6 claras / 6 yemas, 150 gr. azúcar y 180 gr. harina de repostería.
  -  Preparación: Preparación: Precalentar el horno a 180 º . Separar las claras de las yemas. Montar las   claras (yo lo hice con thermomix). A continuación mezclar las yemas con el azúcar y añadir la harina.  Una vez bien incorporada, añadir esta mezcla a las claras montadas.  Forrar la bandeja de horno y disponer pequeñas cantidades en forma de lengua con la manga pastelera ( si hacemos una plancha de bizcocho pues cubrimos toda la bandeja del horno) y añadir azúcar glas por enciam.  Hornear unos 10 minutos, controlando porque se cuece muy rápido. Con estas medidas salen muchas unidades. En una caja metalica se guardan bien.

Continuando con el pastel.  Queda más espectacular si se prepara en un bol redondo y hondo, porque al desmoldar tiene una forma de bomba más bonita, pero esta vez lo quise probar con un molde alargado tipo plumcake.  Escurrir bien la piña y secarla con papel de cocina si es necesario.  Disponerla en el fono del recipiente y forrar también con ella las paredes del mismo. Remojar la gelatina en agua unos diez minutos. Escurrirla bien. Añadirla a la nata líquida y montar la nata con el azúcar glass (yo utilicé la thermomix).  Poner una generosa capa de nata sobre la piña. A continuación una capa de melindros y apretar bien. Luego una nueva capa de nata, y así sucesivamente hasta llenar el molde.

Dejar enfriar en la nevera varias horas. De hecho, mucho mejor si se toma de un día para otro.

Para desmoldar, sumergir un momento el recipiente en agua caliente. Al darle la vuelta se desmolda a la perfección. Antes de servir poner fresones en los agujeros de la piña.

6 comentarios:

antonia dijo...

¡queda con una pinta estupenda! me encantan los pasteles que llevan gelatina!
besos

Olga dijo...

Que idea más buena! Me la reservo para el veranito, que con la nata y la piña fresquitos tiene que sentar de maravilla. Un saludo!

Catieu dijo...

Que rica!!! Una idea muy original.....;)

TROTAMUNDOS dijo...

Te ha quedado una tarta estupenda, sin duda me encanta el sabor que da al piña a los pasteles.

Besotes

Sonia - L'Exquisit dijo...

Ilona, ahora no se si tu no me has contestado o yo he perdido tu email, me puedes escribir a blogexquisit@yahoo.es confirmando tu asistencia al café del 7 de enero?

Su dijo...

Bravo!
Enhorabuena por tu trabajo!